Enter your keyword

Se Habla Español

Mi Camino hacia un Buen Estado Físico

El verdadero éxito es el hecho de que la necesidad de estar físicamente activa y saludable, nunca se me sale de la cabeza.

Debo confesar que mi camino hacia un buen estado físico tiene ires y venires. Creo que así es para muchos otros. Pero había estado sumida en la inactividad y la pereza por un buen tiempo y no lograba salir de ahí.

Desde Mayo del año pasado, no había hecho ejercicio ni una sola vez. Utilicé las excusas más típicas. Falta de tiempo, agotamiento, los horarios no me servían, me desagrada la elíptica, no me gusta hacer ejercicio en casa, no tengo con quién dejar a mis hijos, necesito tiempo para estar con mi familia… bla, bla, bla.
La verdad es que me puse perezosa. Hasta el punto de sentir dolor todos los días al levantarme de lo rígida que estaba por la misma inactividad física. Y me tomó todos estos meses levantarme y empezar a hacer ejercicio.

Cómo lo logré?
Los posts de una amiga, de sus propios ejercicios en Instagram, me causaron interés (@yezfitness). Le pregunté y ella compartió conmigo unos puntos clave: 1. Era gratis, 2. Lo podría hacer en casa, 3. Sólo 15 minutos al día y 4. Era un reto de 30 días. Ella es mama de dos niños pequeños, tiene un trabajo de tiempo completo y un esposo, tal y como yo. Y se ve muy bien. Mejor aún, los ejercicios se veían divertidos. Entonces decidí comprometerme y me uní al reto de 30 días, Make Fat Cry Challenge.

Cómo me ha ido?
Como era de esperarse, los primeros días fueron terribles. Pero los hice. Poco a poco mi consistencia empezó a dar resultados porque me siento más fuerte, más energizada, veo cambios en mi cuerpo y, lo que es mejor, no estoy rígida al levantarme.

Cómo he logrado persistir?
Créanme que ha habido muchos días en los que no quería hacer nada. Pero tenía plan B, C, D… Me conseguí una compañera de ejercicio. Me compré ropa deportiva. Y también decidí compartir mi experiencia cada día en Instagram. Al exponerme así, sentía una responsabilidad mayor por ceñirme al programa. Algunas personas decidieron unirse y eso me inspiró aún más a demostrar que sí lo podía lograr. Porque si yo puedo, cualquiera puede. Además, verdaderamente no tenía ninguna excusa para no hacerlo. ERA UN COMPROMISO DE SOLO 15 MINUTOS!

Qué sigue?
El tiempo y el esfuerzo que invertí sirvieron para impulsarme. No sólo estoy planeando seguir haciendo ejercicio regularmente sino que también he ajustado mis hábitos alimenticios y consumo de agua, y también completé un 3-day Refresh de Shakeology, para perder algunas libras.

El verdadero éxito es el hecho de que la necesidad de estar físicamente activa y saludable, nunca se me sale de la cabeza. Y no importa cuántas veces pare, siempre encontraré la manera de levantarme y hacer algo al respecto. Nunca es demasiado tarde. Ningún esfuerzo es poco. Hoy son 15 minutos. Mañana es una clase de Barre. Hay que ser creatives. Explorar las opciones. Encontrarás algo que se acomode a tu estilo de vida, tus preferencias y tu presupuesto.

POST YOUR COMMENT

Your email address will not be published.